vuelos baratos

sábado, septiembre 20, 2008

Ya tengo bici


Hace bastante tiempo que tenía ganas de comprarme una bici y hace un par de semanas, por fin, me decidí. Como no tenía ganas de complicarme mucho la vida me fuí al Decathlon de Murcia y me quedé con el modelo Rockrider 5.2. talla XL. Y como soy novato en esto del ciclismo cometí algunos errores. El primero fue la talla XL, la bici es enorme, casi no me cabía en el coche después de quitarle la rueda delantera. Pero no fué el único error. La bici valía 269 € pero sin apenas accesorios.

Una vez elegida la bici, y mientras un antipático mecánico de la tienda me la revisaba, empezé a comprar compulsivamente todo tipo de accesorios "imprescindibles". En primer lugar un bidón isotermo, con guardapolvo transparente de la boquilla (4,79 €). Por supuesto un portabidones, pero no uno cualquiera, no. Me fuí a comprar el más caro, aunque sin darme cuenta. Pero es tan bonito, de fibra de carbono, hecho con tecnología espacial en Italia, sólo 38 g de peso y por tan sólo 29,90 €. Ni que decir tiene que despues me arrepentí, especialmente cuando me di cuenta que no lo podría usar. Como vivo en un cuarto sin ascensor tenía que comprarme una bolsa de cuadro para cargar la bici al hombro (7 €), y claro, bolsa de cuadro, bidón isotermo, portabidodes, hombro y brazo son demasiadas cosas para colocar en un espacio tan pequeño, a pesar de lo enorme que es la bici.

Portabidones de fibra de carbono,
Made in Italy
elegante y muy funcional.

Sin embargo eso no me desanimó. No me caracterizo por tirar la toalla tan fácilmente. Unos días más tarde me volví a pasar por la tienda y busqué nuevos accesorios que me permitieran beber agua sin necesidad de ocupar el cuadro, es decir, una mochila de hidratación (14,90 €), que no es otra cosa que una mochila con una bolsa de agua y una gomita terminada en un pitorro gracias a la cual puedes beber agua sin bajarte de la bici. Por lo menos eso es lo que yo entendí. El caso es que por ese pitorro sólo salía agua despues de hacer bastantes esfuerzos con la boca y las dos manos, vamos, que no había manera de beber en marcha. Y eso por no hablar del sabor a plástico venenoso (estos chinos nos quieren envenenar). Por supuesto esto tampoco me iba a desmotivar, usé mi imaginación y metí el bidón isotermo en la mochila, y aún así me quedaba espacio para más cosas, además es muy cómoda y no molesta. Lo único malo es que para beber agua te tienes que bajar de la bici, pero no se puede tener todo.


Por supuesto también me había comprado unas semanas antes en el Decathlon de Almería unos guantes de ciclismo (12 €) y un short con culotte (15 €).
Despues de salir con la bici un par de veces y comprobar que no tenía muchas agujetas y que no costaba demasiado subirla, a pesar de tener el tamaño de un portaviones, volví a Decathlón a comprarme un cuentakilometros. Me decidí por un modelo intermedio, ni el más caro ni el más barato, total 15,90 € y 9 funciones. También me compré un pulsómetro (19,90 €). En este caso si compré el modelo más barato. Por último, unas escobillas para limpiar la cadena (7 €), aceite para lubricar (5 €), para lubricar la cadena, no seais mal pensados (que no vale para lubricar otras cosas ya que no es de base acuosa), unas llaves Allen en los chinos ( 2 €) y una bomba de pie (19,90 €). Aún así, todavía me quiero comprar un par de cosillas más, pero creo que lo voy a dejar para el mes que viene.

En total 422,29 €.


Cuentakilometros
Bolsa triangular para cuadro

1 Comments:

Anonymous Javier C. D. said...

La boquilla de la mochila de agua hay que abrirla, tirando hacia fuera. En la propia boquilla hay unos dibujos con un candado abierto/cerrado para indicarlo.
Un saludo.

sáb. jun. 16, 06:07:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home